2. MEJORA DE LA COMUNICACIÓN

    La comunicación con los pacientes puede requerir tiempo, paciencia y mucha atención, pero es sumamente importante.

2.1. Las palabras no dicen todo: mire más allá.

· Esté atento a los mensajes no verbales del enfermo: aprenda a comprender qué transmiten las         expresiones de su cara o sus gestos. Y procure ser especialmente expresivo con sus propios           gestos para mejorar así la comunicación y el entendimiento mutuos.

· Observe las emociones y los sentimiento: La persona con Alzheimer puede perder habilidades (la   orientación, la atención, la percepción, la memoria, la lengua y el cálculo), pero no sus emociones.
   Aunque se muestre desorientado, mantiene la capacidad de alegrarse, entristecerse, enfadarse...

· Esta capacidad para sentir y expresar emociones permanece casi intacta hasta fases muy               avanzadas de la enfermedad. Recuérdelo.
     -- Intente conocer su estado de ánimo a través de sus expresiones.
     -- Refleje en sus expresiones faciales su estado emocional, para enviar el mensaje de que                    comprende
         cómo se siento él. sonría cuando sonríe o muestre tristeza cuando corresponda.
     -- Ofrezca un trato amable, de respeto activo, con empatía, que facilite sus relaciones.

 


    2.2. Se paciente: sin prisas, todo irá mejor

 

· La persona con Alzheimer necesita más tiempo para seleccionar lo que quiere decir y cómo             decirlo.

· Por su parte, dele el tiempo necesario para que le comprenda y, si es necesario, repítale la                pregunta o el comentario que quiere hacerle. Y por supuesto, dele tiempo para que responda.          Esto facilitará el éxito de la comunicación entre ustedes.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now